"El milagro viviente"



Presidente Maduro felicitó a trabajadora de la Fundación Cendit
"El milagro viviente"
Ramona Alvarado fue entrevistada por el Primer Mandatario Nacional en el 11 aniversario de la Misión Sucre, a la cual pertenece luego de haberse capacitado en las misiones Robinson y Ribas

sramisionsucre

La señora Ramona estudia Gestión Ambiental luego de haberse capacitado en las misiones Robinson y Ribas. Foto: Fundación Cendit

 

Ramona Alvarado, operaria de Servicios Generales de la Fundación Centro Nacional de Desarrollo e Investigación en Telecomunicaciones, aún tiembla de nervios porque pudo hablar de "tu a tu" con el Presidente de la República, Nicolás Maduro, quien la llamó "el milagro viviente de la creación de Chávez" al entrevistarla durante el acto de celebración de 11 años de la Misión Sucre, realizado en la Sala Plenaria de Parque Central.

La señora Ramona o mamá Ramona, como cariñosamente le dicen sus compañeros de la Fundación Cendit, nació en el estado Mérida en 1957. Allí sólo pudo estudiar hasta segundo grado pero igual llegó a darle clases a los más pequeños. A los catorce años se vino a Caracas e intentó seguir la primaria pero la necesidad la obligó a comenzar a trabajar para colaborar con su familia. Con la adultez vinieron los hijos y la multiplicación de responsabilidades. Más adelante, llegaría la revolución bolivariana con Hugo Chávez al frente y su visionaria iniciativa de las misiones educativas.

Así, en 2005 se inscribió en la Misión Robinson recibiendo clases en el liceo Jóvito Villalba y en el Inces de Los Ruices. "Supe de esta misión cuando el comandante Chávez habló de ella en un programa de Aló Presidente. Enseguida me puse a averiguar pero me costó conseguir cupo para las clases porque mucha gente se interesó y los grupos se conformaban rápido", relató Alvarado.

Una vez culminada esta etapa, inmediatamente empezó con la Misión Ribas en liceos ubicados en la avenida San Martín. En el 2009, cuando comienza a laborar en la Fundación Cendit, decide cambiarse al turno de los sábados para continuar con su aprendizaje. Hoy está inscrita en Gestión Ambiental de la Misión Sucre, plan nacional de inclusión de la educación universitaria a través de la estrategia de municipalización.

Esta digna representación de la mujer andina es una ferviente revolucionaria que llora cada vez que se acuerda de "su Comandante". Además, le encanta la naturaleza, el deporte y atiende a animales en situación de abandono, además de servir el mejor café que se haya tomado trabajador o visitante alguno del Cendit.

Prensa Fundación Cendit